AMEACyL, 31 de Julio de 2018

Se ha convertido en fundamental la relación entre reclamantes y reclamaciones. La Agrupación de Profesionales de Área de Castilla y León emite el presente manifiesto, donde queremos dar a conocer la adversidad de nuestras condiciones durante casi 20 años. Queremos luchar por conseguir la dignidad de unos puestos adquiridos de forma justa en competición con otros profesionales, y aclarar que nuestro objetivo es ser coherentes y consecuentes con nuestras reivindicaciones, que están basadas en ideas definidas, fruto del consenso y sin hacer presión sobre ningún punto que previamente no se haya puesto en común. Todas nuestras reivindicaciones son conformes a la Ley, que nos ampara, y es la razón por la que perseguimos su cumplimiento.

 

      En la actualidad, coexisten dos tipos de profesionales sanitarios en nuestra comunidad; por un lado el personal estatutario, y por otro el personal funcionario. Con el transcurso de los años, los dos tipos siguen coexistiendo, debido a que la administración no ha mostrado interés, voluntad y la actitud para llevar a cabo una estatutarización necesaria, reclamada por los propios profesionales.

      Dentro de nuestra sanidad, también podemos distinguir entre profesionales que realizando las mismas funciones que sus compañeros, mantienen un reconocimiento profesional ínfimo, viven subordinados al resto de profesionales y supeditados a cualquier incidencia que pueda surgir, y no han tenido la posibilidad de conciliar su vida familiar y laboral durante años, éstos son los llamados Profesionales de Área, con vínculo estatutario. Además, su salario es inferior al de muchos profesionales de los que hoy han optado por iniciar una huelga en agosto, los funcionarios interinos de Sacyl, y que hoy pretenden no sólo seguir ocupando ese puesto, indignados por considerar “fraude de ley” dicha situación, sino que además persiguen la consolidación de aquella interinidad que adquirieron en su día y que fue producto de estar inscrito en una lista de sustitución, lo que no supone ningún esfuerzo para el acceso en oferta pública de empleo, ni renuncia al tiempo dedicado a su familia, como si les ha supuesto a los profesionales estatutarios.

      Desde Ameacyl, Agrupación de Profesionales de Área, queremos dar a conocer la adversidad de nuestras condiciones durante casi 20 años. Queremos luchar por conseguir la dignidad de unos puestos adquiridos de forma justa en competición con otros profesionales, y aclarar que nuestro objetivo es ser coherentes y consecuentes con nuestras reivindicaciones, que están basadas en ideas definidas, fruto del consenso y sin hacer presión sobre ningún punto que previamente no se haya puesto en común. Todas nuestras reivindicaciones son conformes a la Ley, que nos ampara, y es la razón por la que perseguimos su cumplimiento.

      Por todo lo expuesto, manifestamos nuestra oposición, desde la Agrupación de médicos y enfermeros de área, a las reivindicaciones que los funcionarios interinos están realizando, ya que a ninguno de los profesionales propietarios de área nos han facilitado el examen de oposición ni nos han permitido obtener más puntos por nuestros servicios prestados, razón suficiente para que no se pueda permitir distinto proceder con otros profesionales en virtud de los derechos constitucionales de igualdad, mérito y capacidad, por los que todos nos regimos.

      De igual manera, no consideramos oportuno perpetuar a estos funcionarios que no son propietarios de ningún puesto en Sacyl, y aún menos permitir que muchos continúen abusando del personal de área como sustitutos forzosos a pesar de ser, en muchos casos, propietarios de sus puestos por medio de una oposición regulada y ajustada a la normativa. Los funcionarios interinos son plenamente conscientes de ésta situación, ya que afirman que no quieren ocupar las plazas de médico de área; y basándose en la deficiente gestión del personal sanitario, buscan obtener un provecho personal obviando los derechos del resto de profesionales que ocupan su puesto después de un duro examen de oposición y de un más apretado concurso, como sí les ha supuesto a los interinos que han conseguido plaza por oposición.

Pin It