El antecedente inmediato de este personal está en el Acuerdo 95/2004, de 8 de julio, de la Junta de Castilla y León que aprueba la regulación jurídica del personal de refuerzo en el ámbito de la Atención Primaria de la Gerencia Regional de Salud y que supuso una regulación provisional del mismo en lo relativo a sus condiciones de trabajo, limitándose a la creación de la figura de refuerzo en nuestra Comunidad.

Para dar respuesta tanto a la situación de eventualidad del personal de refuerzo como a las dificultades motivadas por el envejecimiento de plantilla, el incremento del número de exenciones de guardias y el déficit de personal en las bolsas de empleo, se buscan nuevas fórmulas para garantizar en un futuro inmediato tanto la disponibilidad del personal sanitario para la realización de la atención ordinaria y continuada como para posibilitar la aplicación de la normativa europea y estatal sobre la limitación semanal de los tiempos de trabajo a 48 horas en cómputo semestral y el régimen de descansos.

En virtud de lo anterior, se crean plazas de médicos y enfermeros de área por el Decreto 93/2006, de 21 de diciembre (BOCyL n° 247 de 27 de diciembre) para dar solución a los retos planteados por la normativa básica estatal que impone una adecuación de las estructuras organizativas actualmente existentes, motivada fundamentalmente por la regulación del tiempo de trabajo y los descansos, para garantizar la atención al usuario de los centros en el ámbito de la Atención Primaria.

En cuanto al desempeño de las funciones correspondientes a las plazas de Médico y Enfermero de Área, así como a la distribución de la jornada de trabajo, tanto ordinaria como complementaria, de este personal, el Decreto alude a la programación funcional que se establezca por la Gerencia de Atención Primaria.

Por otro lado, la vigente regulación en materia de jornada contenida en la Ley 1/2012, de 28 de febrero, de Medidas Tributarias, Administrativas y Financieras, en su artículo 71.7 establece: Cuando la jornada ordinaria anual de Médicos y Enfermeros de Área se realice en horario de noche, en ningún caso será inferior a 1.470 horas de trabajo efectivo. La programación funcional del centro o institución sanitaria podrá prever para estos profesionales jornadas ordinarias diarias de hasta 24 horas atendiendo a las necesidades organizativas y asistenciales.

Al objeto de que la elaboración y desarrollo de la programación funcional para este personal, por parte de las Gerencias de Atención Primaria, se lleve a cabo de forma homogénea en todas las Áreas de Salud, de conformidad con lo [que] dispone el artículo 32.2 en sus letras g) y k) de la Ley 8/2010, de 30 de agosto de Ordenación del Sistema de Salud de Castilla y León, se dictan las siguientes

INSTRUCCIONES

PRIMERA.- TIEMPO DE TRABAJO Y DESCANSOS.

Con carácter general, la elaboración y ejecución de la programación funcional del personal de Área, se realizará teniendo en cuenta la regulación de los tiempos de trabajo y descansos contenida en la Ley 55/2003, de 16 de diciembre del Estatuto Marco, la Ley 2/2007, de 7 de marzo, del Estatuto Jurídico y la Ley 1/2012, de 28 de febrero, de Medidas Tributarias Administrativas y Financieras, con las especificidades que se señalan en el artículo 5 del Decreto 93/2006, de 21 de diciembre.

De acuerdo con esta regulación, la programación funcional del tiempo de trabajo del personal Médico y Enfermero de Área se efectuará teniendo en cuenta las siguientes consideraciones:

1°. Jornada ordinaria de trabajo.

La jornada ordinaria de trabajo en cómputo anual se distribuirá a lo largo del año lo más regularmente posible con carácter mensual, siendo su promedio de 140 horas, sin que anualmente pueda exceder de 1.540 horas.

La jornada ordinaria de trabajo es de trabajo efectivo, estando descontados los 22 días de vacaciones (165 horas), 6 días de asuntos particulares (45 horas), 14 festivos (105 horas) y dos días de descanso por semana que tenga el año (780 horas).

La jornada ordinaria de estos profesionales se destinará preferente a la cobertura de los horarios de Atención Continuada en su modalidad de guardias. En todo caso, las horas destinadas para dar cobertura a las ausencias reglamentarias del personal de Equipo de Atención Primaria serán consideradas como jornada ordinaria.

2°. Jornada Complementaria.

El exceso de horas que supere la cifra mensual establecida como jornada ordinaria de 140 horas se considerará jornada complementaria.

La jornada complementaria se distribuirá mensualmente siendo su promedio de 70 horas, sin que pueda ser superior a 105 horas al mes, salvo que, la programación de la correspondiente Gerencia requiera una jornada superior y el profesional voluntariamente acepte su realización, respetando, en todo caso, el límite máximo anual.

Lo anterior se entiende siempre en el caso de que exista jornada complementaria suficiente para distribuir entre el personal de área.

La suma de la jornada ordinaria y complementaria no podrá superar, en ningún caso, la cifra de 2.304 horas anuales.

3°. Tiempos de descanso.

Deberán garantizarse los periodos de descanso, según lo establecido en la Ley 55/2003 del Estatuto Marco y la Ley 2/2007 del Estatuto Jurídico, debiéndose tener en cuenta, en su caso, el régimen de compensación por medio de descansos alternativos.

4°. Vacaciones, permisos y licencias.

Como para el resto del personal, resulta de aplicación el Pacto sobre régimen de vacaciones y permisos del personal que presta servicios en centros e instituciones sanitarias del Servicio de Salud de Castilla y León (BOCyL n° 164 de 27 de agosto de 2013; modificación publicada en BOCyL n° 64 de 4 de abril de 2016).

a) Programación funcional de los periodos de vacaciones:

La aprobación de los distintos periodos de vacaciones se regirá por lo establecido en el artículo 50 del EBEP y en el Pacto sobre régimen de vacaciones y permisos del personal que presta servicios en centros e instituciones sanitarias del Servicio de Salud de Castilla y León, estando en todo caso condicionados a las necesidades de servicio debidamente justificadas.

Los 22 días de vacaciones (165 horas) o, en su caso, los que correspondan (vacaciones adicionales por antigüedad) se disfrutarán preferiblemente durante el año natural y hasta el 15 de enero del año siguiente.

Los días ordinarios de vacaciones no computarán a efectos de jornada, puesto que ya están descontados de la misma. No ocurre lo mismo con los días adicionales por antigüedad que se computarán a razón de 7,5 horas por cada uno de esos días.

b) Permisos:

El personal de área tiene derecho al disfrute de los permisos recogidos en el artículo 48 del EBEP y de aquellos que se establezcan en el Pacto sobre régimen de vacaciones y permisos del personal que presta servicios en centros e instituciones sanitarias del Servicio de Salud de Castilla y León.

Los días por asuntos particulares se disfrutarán preferiblemente durante el año natural y hasta el 31 de enero del año siguiente.

Los 6 días por asuntos particulares (45 horas), al igual que los 22 días de vacaciones, ya están detraídos de la jornada de 140 horas/mes por lo que no se computarán de nuevo a efectos de la jornada ordinaria máxima anual.

Las jornadas de 24 horas se computarán como 3 días disfrutados (22,5 horas) y 2 días (15 horas) las de 17 horas.

Los días por asuntos particulares adicionales por antigüedad no están descontados de la jornada anual por lo que se computarán a razón de 7,5 horas de promedio diario. Lo mismo resulta de aplicación para el resto de permisos no descontados en el cálculo de la jornada.

La incidencia de estos permisos en la jornada anual de trabajo será objeto de la correspondiente compensación horaria según lo establecido en el artículo 74.6 de la Ley 1/2012, de 28 de febrero, de Medidas Tributarias, Administrativas y Financieras.

5°. Días 24 y 31 de diciembre.

Los días 24 y 31 de diciembre tendrán el carácter de no laborables, debiendo quedar en todo caso los servicios sanitarios debidamente cubiertos. Dichos días se considerarán como jornada efectivamente trabajada, a efectos del cómputo de la jornada ordinaria anual, es decir, se deben computar 15 horas como jornada efectivamente realizada.

El personal que, por dicha circunstancia y que por su turno de trabajo, deba realizar jornada ordinaria en dichos días, tendrá derecho a la compensación correspondiente por cada día de éstos que trabaje, de manera que su jornada anual no sufra un incremento o un decremento en relación con los profesionales que no se encuentren en esta circunstancia.

6°. Reducciones de jornada.

Las solicitudes de jornada se concederán conforme a lo establecido en el artículo 64.1 de la Ley 2/2007, de 7 de marzo, del Estatuto Jurídico del personal estatutario del Servicio de Salud de Castilla y León y de acuerdo a lo previsto en el Pacto sobre régimen de vacaciones y permisos.

Al igual que para el resto del personal las reducciones de jornada se aplicarán sobre la jornada ordinaria y complementaria de trabajo establecida de acuerdo con la programación funcional.

Al objeto de no entorpecer la prestación del servicio, se procurará que la jornada a realizar se lleve a cabo en jornadas completas.

7°. Exenciones de jornada complementaria.

En atención a las especiales circunstancias y riesgos que concurren, podrán solicitar la exención de realización de jornada complementaria:

  • La mujer embarazada.
  • Padre o madre que hayan obtenido la correspondiente reducción de jornada por cuidado de hijos.
  • Mayores de 55 años.

 Las exenciones se concederán cuando así lo permitan las necesidades de servicio.

SEGUNDA. CALENDARIO LABORAL.

El instrumento técnico a través del cual se realizará la distribución anual de las horas de trabajo a efectos de su cómputo anual será el calendario laboral.

Los calendarios deben contener una programación de la jornada equitativa y lo más homogénea posible, detallando la jornada ordinaria y, en lo máximo posible, la complementaria.

Los calendarios laborales del correspondiente Centro de Gestión deberán contener la jornada ordinaria y, en su caso, la complementaria y especial, el régimen de descansos y de vacaciones anuales y aquellos otros permisos previsibles, los horarios especiales que pudiera haber y los plazos en que deban formalizarse los cambios o cualquier modificación que pudieran sufrir.

La distribución anual de la jornada en el calendario se efectuará en cada Centro de Gestión teniendo en cuenta la asignación funcional, las cargas asistenciales y las necesidades del servicio así como las Instrucciones de la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León para aplicar la jornada laboral y horarios en los centros e instituciones sanitarias de ella dependientes en orden a confeccionar los calendarios laborales en aplicación de la Ley 1/2012.

Al objeto de alcanzar el grado de estabilidad necesario para efectuar la programación funcional del centro y la actividad de los profesionales, cada Centro de Gestión llevará a cabo una planificación de dicha actividad a medio plazo (seis meses) para conocimiento de la misma, con la suficiente antelación por el personal de la Institución Sanitaria.

Dicho calendario, en cuya elaboración participarán los coordinadores de cada equipo y los responsables de enfermería respecto de su personal, será aprobado una vez informados y oídos los órganos de representación unitaria correspondientes (Junta de Personal de Área o Comité de Empresa) y será conocida por los profesionales con una antelación de, al menos un mes, con respecto al inicio del calendario semestral.

Los calendarios se publicarán en el tablón de anuncios del centro correspondiente y se comunicará a las Juntas de Personal con carácter trimestral la ejecución efectiva de la jornada.

Mensualmente se actualizarán dichos calendarios, cuando surjan circunstancias sobrevenidas. A estos efectos, se entiende por circunstancias sobrevenidas las ausencias del personal por permisos no programados y para su cobertura se actuará de conformidad con el orden establecido para estos supuestos en el Reglamento de funcionamiento interno del Equipo, en el que entrará a participar el personal de área.

Para la elaboración del calendario laboral de este personal se tendrán en cuenta las siguientes consideraciones:

1. Se entiende por programación funcional lo establecido en la Ley 55/2003, de 16 de diciembre del Estatuto Marco del personal estatutario de los Servicios de Salud en su artículo 46.2.j): “Las instrucciones que en uso de su capacidad de organización y dirección del trabajo se establezcan por la Gerencia o la Dirección del Centro Sanitario, en orden de articular coordinadamente y en todo momento la actividad de los distintos servicios y del personal de cada uno de ellos para el adecuado cumplimiento de las funciones sanitario-asistenciales”.

2. La programación funcional se efectuará en cada Centro de Gestión, con carácter semestral, tal y como indica el art. 7.4 de la Orden SAN/276/2012, de 26 de abril, mediante una planificación que permita una adecuada cobertura de los servicios en función de las necesidades tanto en atención ordinaria como continuada, pudiendo ser la jornada de trabajo de distribución irregular.

3. En la programación funcional se tendrán en cuenta las siguientes circunstancias:

a) Se asignan en primer término las horas de atención continuada, autorizadas al equipo de atención primaria o unidad funcional.

b) Una vez garantizada la atención continuada se cubrirá por el personal de Área, la atención ordinaria en sus múltiples facetas, sustituciones, refuerzos estacionales, ausencias por IT… en base a las circunstancias de cada Centro, teniendo en cuenta las necesidades de sustitución. En este sentido se deberá de dar prioridad a los Equipos o Cupos con mayor necesidad de sustitución, es decir con menores posibilidades de coberturas de ausencias o acumulación. Las vacaciones del Equipo se organizarán teniendo en cuenta estos criterios sobre necesidades de sustitución y las posibilidades de acumulación.

c) No se realizarán contrataciones (refuerzos) para cubrir horas de la ZBS, hasta que no se garantice la totalidad de la jornada Ordinaria y Complementaria del personal de Área.

d) Elaboración del calendario de atención Continuada (guardias).

a. Dentro de la programación funcional, los calendarios de guardia se deben de realizar con carácter semestral.

b. Los calendarios de guardias se realizarán teniendo en cuenta el número de horas de atención continuada autorizadas por la Dirección General de Asistencia Sanitaria.

c. Se realizará dando cumplimiento a lo indicado en los diferentes apartados de la instrucción primera, en lo relativo a tiempos de trabajo y descanso.

d. Una vez organizados los TURNOS de atención continuada del personal del Equipo se asignará la jornada de trabajo, ordinaria y complementaria, al personal de área. Las gerencias, realizarán turnos equitativos y homogéneos, tanto en horas como en distribución para todos los trabajadores de la ZBS.

e. La jornada máxima anual no podrá ser superior a 2.304 horas anuales, resultado de sumar su jornada ordinaria y su jornada complementaria.

f. Se completarán los turnos de atención continuada no cubiertos por el personal de equipo, intentando garantizar el descanso de un fin de semana completo al mes.

TERCERA. RETRIBUCIONES Y DESPLAZAMIENTOS.

1°. Retribuciones:

Con independencia de la realización del promedio mensual de horas de jornada ordinaria, el abono mensual de las retribuciones básicas y complementarias por la realización de la jornada ordinaria se corresponderá con las establecidas en el artículo 6 del Decreto 93/2006, de 21 de diciembre, sin perjuicio de las que correspondiera percibir por la realización de horas de jornada complementaria.

El abono de las retribuciones de la jornada complementaria se realizará aplicando la proporcionalidad entre las horas efectivamente trabajadas en días laborales o sábados, domingos y festivos, realizadas por el profesional en el mes correspondiente.

El personal de área percibirá en concepto de Atención Continuada durante el mes de vacaciones reglamentarias, un promedio de lo percibido por ese mismo concepto en los seis meses anteriores a la fecha del disfrute.

Las guardias de los días 24, 25, 31 de diciembre y 1 de enero se retribuirán exclusivamente al personal que efectivamente las realice.

La realización de la jornada complementaria en ningún caso tendrá la consideración ni el tratamiento previsto para las horas extraordinarias.

En el caso de personal nombrado con carácter temporal cuyo comienzo o cese de la actividad no coincida con el mes natural y, en general, en los supuestos de derechos económicos que normativamente deban liquidarse por días, o con reducción o deducción proporcional de retribuciones, deberá tenerse en cuenta el número de días naturales del correspondiente mes.

2°. Desplazamientos.

El personal Médico y Enfermero de Área en Atención Primaria tendrá derecho a percibir la compensación económica por desplazamientos, en las mismas condiciones que para el resto del personal de Atención Primaria.

El abono de desplazamientos se realizará teniendo en cuenta los criterios generales del Acuerdo 103/2004 de 29 de julio de la Junta de Castilla y León, es decir, la indemnización por desplazamientos se aplicará al personal de Área en el supuesto de que deba utilizar su vehículo particular para el desarrollo sus obligaciones laborales (Avisos, urgencias domiciliarias..).

En el supuesto de que la asignación funcional corresponda a una zona urbana, se aplicará el importe establecido para los desplazamientos del personal de los EAP urbanos, de forma proporcional al periodo de tiempo de asignación funcional al equipo.

Valladolid, a 28 de septiembre de 2017.

EL DIRECTOR GERENTE DE LA GERENCIA REGIONAL DE SALUD.

Pin It